¿Conoces la Kinesiología Holística?

Kinesiología Holística

Un método de evaluación y tratamiento que escucha lo que tu cuerpo quiere contar

La Kinesiología Holística nos permite descubrir el origen de los desequilibrios mediante el test del reflejo de la longitud de los brazos, más conocido por sus siglas en inglés: AR (Arm Reflex).

Cualquier situación que produzca estrés, como un dolor, una dificultad de movimiento, un disgusto…provoca un cambio aparente y momentáneo en la longitud de uno de los brazos por el acortamiento de tres músculos principales: pectoral mayor, dorsal ancho y bíceps braquial. 

Si en el momento en que se produce el estimulo estresante, el terapeuta estira de los brazos de la persona con suavidad, podrá percibir esta diferencia e iniciar un diálogo con la respuesta muscular del consultante. El terapeuta escucha, tu cuerpo habla

Esta es la base de la Kinesiología Holística: el AR fue descubierto en 1980 por el fisioterapeuta y osteópata Raphael Van Assche de manera casual, mientras trataba a una paciente en su consulta. Desde entonces, la investigación y la acumulación de evidencia han llevado al desarrollo de protocolos basados en siguiente concepto:

La enfermedad es un bloqueo multicausal de la capacidad de autocuración del organismo. 

Para llegar a la raíz del problema debemos explorar los distintos campos que forman parte de la persona:

  • el campo energético o de información
  • el campo emocional
  • el campo químico
  • el campo estructural. 

Cuando se produce una falta de comunicación interna entre órganos o sistemas de nuestro cuerpo, a nivel nervioso, hormonal u energético, necesitamos buscar la terapia adecuada para restablecer el equilibrio. La causa puede ser externa (la exposición a campos electromagnéticos del móvil, ordenador…u otro tipo de campos energéticos), o interna (como cicatrices, meridianos).

Al explorar el campo químico detectaremos deficiencias nutricionales, focos tóxicos, metales pesados, bacterias, parásitos, alteraciones de la flora intestinal que afectan al funcionamiento general del organismo y al estado nutricional. Buscaremos la corrección de la situación con productos y suplementos naturales.

La esfera de las emociones puede bloquear la solución de un desequilibrio aparentemente de origen físico.

Si hallamos una causa estructural, estamos ante un problema articular, muscular o visceral y se trata con técnicas manuales suaves.

A diferencia de otros métodos, la evaluación kinesiológica nos lleva a explorar ámbitos que en apariencia no están relacionados con el síntoma a evaluar: un dolor en la muñeca que no se resuelve a pesar de aplicar los tratamientos adecuados resulta estar relacionado con determinada emoción; al trabajar con el campo emocional, las demás terapias empiezan a dar resultado. O un comportamiento alterado que se origina en un problema intestinal…Siempre hay sorpresas!

Como nos gusta el diálogo, en Salut Integral trabajamos con Kinesiología Holística para detectar tus problemas de salud y tratarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *